martes, 25 de noviembre de 2014

Esclava, por Lawa Juni





La ONG que tomó este testimonio de Lawa Juni de Nepal, Plan / Por ser niñas, realizó también un spot publicitario para llamar la atención sobre la desigualdad de oportunidades que padecen las niñas, ya que en muchos lugares son doblemente discriminadas por ser menores y mujeres.





sábado, 22 de noviembre de 2014

Dulces


Hoy se inaugura en Buenos Aires, la V edición de la exposición anual de arte para niños, Sweet for my sweet.

Como en ediciones anteriores, la muestra presenta una selección de obras en diversas técnicas y formatos tales como pintura, dibujo, collage, impresiónes giclée, serigrafía y recorte de papel además de ediciones de libros realizados por los mismos artistas.

Entre los 26 artistas que integran a Sweet for my sweet V se encuentran ilustradores internacionalmente reconocidos, favoritos de las ediciones pasadas además de varios artistas que participan por primera vez. Los artistas que exponen en Sweet for my sweet V son Natalia Colombo, Isol, Power Paola, Krysthopher Woods, Roberto Cubillas, Marta Vicente, Ana Paula Méndez, Decur, Adriana Torres, Mundobu, Cecilia Afonso Esteves, Pablo Bernasconi, María Luque, Sofía Watson, Camila de Luca, Eleonora Arroyo, Istvansch, Andy Mermet, Pablo Cabrera, María Wernicke, Cristian Turdera, Johanna Wilhelm, Sophie Spandonis, Bela Abud, Pablo Mattioli y Christian Montenegro.

Lugar: Galería Mar Dulce, Uriarte 1490, Buenos Aires
Inauguración: sábado 22 de noviembre, 16-20hs
Horario normal: martes a sábados 15-20hs
Entrada: libre y gratuita
Cierre: sábado 14 de marzo de 2015
galeriamardulce@gmail.com

miércoles, 12 de noviembre de 2014

El regreso, por Lauren Mendinueta



Mi madre a los treinta 
era una joven de ojos grandes,
agobiados,
cargados de urgencias que yo no comprendía.
Entonces nada me asustaba tanto
como la posible tiniebla de su abandono.
Por eso iba tras ella a todos lados
como un bicho perseguía su luz.
El pueblo,
su campanario y las solteronas arcaicas,
danzarinas de las hogueras de San Juan,
nos parecían tan tristes
que ansiábamos irnos a otra parte.
Claro que todo estaba dispuesto
para obligarnos a permanecer allí.
Por eso mamá
leía para mí historias de otros mundos,
de ciudades lejanas pobladas de héroes y villanos
o de animales que hablaban en nombre de la virtud y el vicio.
Pero cuando llegaba la hora de la cena
ella volvía resignada a la cocina para preparar la mesa,
dejándome casi siempre con el libro en las manos.
Cómo podía saber ella,
pobrecita mamá,
que regresar de aquellos mundos
a mí me llevaría una vida.


Del libro "Del tiempo, un paso" (Denes, 2011). Ilustración: Hu Yankai.

Lauren Mendinueta. Colombia, 1977.

sábado, 8 de noviembre de 2014

El globo rojo, por Albert Lamorisse



Agradezco esta entrada a la poeta Marta Ortiz, quien recordó este film como el más significativo de su infancia.

Albert Lamorisse. Francia. 1922-1970.

jueves, 30 de octubre de 2014

Bache de hamaca, por Silvia Castro

I

en el nido del tiempo

la hamaca es el huevo

¿pero quién fue primero 
el hombre 
o el niño?
el barro comienza por los pies 
se amasa en el bache
un eslabón perdido 
entre el cielo y la tierra
la erosión del vuelo 
es la punta del péndulo
a medida que el barro 
corta los dientes 
el bache aumenta de tamaño
ahí donde no se hace pie
flota la madera


II


el niño suelta el pestillo 
y la tierra pierde peso

entre la pluma y el plomo 
cae la huella

la rodilla pelada 
deja ver el rezo del pájaro
el vuelo 
deja un rastro sonoro

una lesión del aire 
en el chirrido de los goznes
las manos sostienen
la cadena de oración
entre el azar y el ruego
hay que soltar amarras


III

el charco muestra al niño del revés 
su ascenso es su caída
el agua no toca
madera sin pies
el pichón practica 
la patada que va 
del aire al padre
es necesario dar la espalda 
para aumentar el impulso
la lluvia hace el resto
desde el bache se ve 
de la suerte 
lo que apoya

Del libro Isondú. El suri porfiado ediciones, 2014. Fotografía: Silvia Castro.

SIlvia Castro. Argentina. 1968.

martes, 21 de octubre de 2014

Equilibrio, por Daiana Henderson



Papá aflojó los tornillos
para que aprendiera
a andar sin rueditas.
Ella me llevó a la vereda de tierra
que rodea al hipódromo,
justo enfrente de casa.
Y cuál es la necesidad
de aprender a sostener
mi cuerpo todo de nuevo.
Le hice prometer que no
me soltaría por nada del mundo,
giraba apenas mi cuello
para ver que ella siguiera ahí,
corriendo justo detrás mío,
agarrándome de la parte baja del asiento.
"Yo no te suelto -me decía-,
yo no te suelto",
pero para ese entonces
ya estaba pedaleando sola
y no me daba cuenta
de cómo ella se alejaba de mí,
aun quedándose quieta
entre los troncos viejos y gruesos.
Me enojé tanto cuando me dí vuelta
que rechacé ese objeto
a un costado de la vereda
y quise volver a casa.
Ahora voy esquivando colectivos,
haciendo finitos, calculo
el tiempo exacto para pasar en rojo
y no morir en el asfalto,
pero así y todo no voy a reconocerlo.
He decepcionado muchas veces a mi madre
y sé que seguiré haciéndolo.
No hay lugar en el mundo
para dos personas iguales,
ni siquiera lo hay en una casa,
y por eso me fui apenas terminada escuela.
Pero es necesario para que mamá aprenda.
El equilibrio se fabrica con la distancia,
si nos quedamos quietas
seguramente nos vamos a caer.
Ahora rebobino el cassette
y resulta que soy yo la que se aleja
mientras ella se queda parada,
palideciendo bajo el sol de un domingo.
Pero yo no te suelto, mamá,
yo no te suelto.

Del libro "Un foquito en medio del campo", 2013. 
Ilustración: Collage de Alejandra Correa.

Daiana Henderson. Argentina. 1988.